Posts Tagged ‘sueños’

Sueños profundos

enero 6, 2008

Estaba sentado sobre la cama. A mi izquierda estaba ella. Manteníamos una conversación ambos divertidos, no puedo recordar que era de lo que hablábamos.

De repente vi una oportunidad, le cogí la mejilla con mi mano derecha y acercando su cara hacia la mía, la besé. Ella no opuso resistencia alguna. Me siguió el beso mientras se echaba hacia atrás para tumbarse en la cama. Me puse sobre ella y seguí besándola un rato más. Mis labios se desplazaron para besarle el cuello y lamerselo hasta lo que me permitía su ropa. Luego mi lengua volvió hacia atrás, hacia el punto de partida, besando de nuevo sus labios cálidamente.

Sin dejar de besarla, deslicé mi mano derecha por debajo de su camisa y empecé a acariciarle el torso. Ella me acompañaba, al contacto de mis caricias me besaba más apasionadamente. Los besos se sucedían de forma frenética.

Saqué la mano de debajo de su ropa y le desabroché el pantalón. Poco a poco introduje mi mano entre sus piernas, rozando sus bragas y acariciando su pubis por encima de ellas. Después, metí la mano por dentro, buscando los labios de su vagina y deslizando los dedos entre ellos. Estaba mojada. Empecé a frotar mis dedos y sentí como su cuerpo se tensaba. Solté sus labios para besarla en el cuello, mientras masajeaba su vagina. Gimió de placer.

Por un momento dudé. Era virgen y podía hacerle daño. Pero notándola tan mojada decidí hacerlo. Introduje mis dedos corazón y anular dentro de ella. Empecé a moverlos dentro de ella metiendolos y sacándolos de vez en cuando. Sus gemidos se hacían más fuertes y notaba como los fluidos vaginales goteaban a lo largo de mis dedos.

Se abrazó fuerte a mi y yo busqué su oreja para morderla, mientras ella me besaba el cuello. Su cuerpo estaba tenso y hacía fuerza hacia mi. Yo seguí masajeando su interior, mientras con el pulgar frotaba su clítoris insistentemente.

De repente me soltó y su cuerpo se arqueó hacia atrás. Soltó un ultimo suspiro, largo y profundo. Después de esto se relajó. Saqué las manos de su interior mientras me miraba la mano, húmeda. Tumbada en la cama se tapó la cara con las manos mientras pronunciaba un profundo “Dios”. Después se levantó de cintura para arriba hacia mi, me abrazó y me besó. Siguió besándome toda la cara y el cuello mientras me daba las gracias repetidamente.

Después… me desperté.

Este relato está licenciado bajo creative commons

Creative Commons License
Sueños Profundos by avangion is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License.
Based on a work at degenerados.wordpress.com.